Blog

El halcón gerifalte, el ave rapaz que vive sobre el hielo

El halcón gerifalte

El gerifalte o gerifalte espelta es la especie más grande de todas las especies de halcón: tiene un tamaño aproximadamente igual al de los mayores gavilanes o busardos.  Se reproduce en las costas árticas e islas de América del Norte, Europa y Asia. La diferencia entre hembras y machos es fácilmente reconocible: las hembras son bastante más voluminosas y más grandes, con una envergadura desde 124 hasta 160 cm.

Su plumaje es variable: blancos, plata, blanco y negro, marrón, negro. El color marrón se distingue del peregrino por las rayas crema en la nuca y la corona. El gerifalte de color blanco es inconfundible, ya que son los únicos halcones de color predominantemente blanco. Sin embargo, dentro del a misma especia no hay diferencia de color entre los machos y las hembras.

El gerifalte es el ave oficial de los Territorios del Noroeste de Canadá. Una variedad de esta especie aparece también en la cima de escudo de armas de la República de Islandia. En la época medieval era considerado el ave del Rey, debido a su rareza y dificultad de obtención.

Ave rapaz que vive sobre el hielo

La Universidad de Oxford ha hecho un estudio reciente según el cual el gerifalte Falco rusticolus es la única ave terrestre conocida que pasa gran parte de su vida sobre el hielo. Mediante el análisis de 48 ejemplares de Groenlandia, los investigadores comprobaron que esta especie de halcón, proveniente las islas más septentrionales de Norteamérica y Europa y la costa del Ártico, puede pasar alrededor de 40 días seguidos en el mar descansando sobre icebergs y alimentándose de otras aves.

Este descubrimiento resulta impresionante porque el halcón, a diferencia de las aves marinas como patos o pelícanos, no tienen las patas con los dedos unidos mediante una membrana para moverse en el agua ni dispone de la capa de grasa que mantiene las plumas secas de estas aves.

En cambio, el gerifalte cuenta con sus fuertes garras, una gran velocidad y una extraordinaria habilidad para cazar al vuelo las presas que luego transporta a un iceberg para su almuerzo.